Líder de pandillas en Haití habría advertido sobre una “revolución” contra las élites

341

Uno de los líderes de pandillas más poderosas de Haití, Jimmy Cherizier, alias Barbecue, en enero del presente año advirtió sobre una revolución contra los líderes empresariales y las élites políticas del país caribeño.

Siendo un antiguo agente de la policía,  Barbecue lidera la denominada federación G9 de nueve bandas formadas el año pasado. Rodeado de otros pandilleros con  machetes y pistolas, anunció la revolución a los medios de comunicación locales.

El ex agente policial dijo que el G9 se había convertido en una fuerza revolucionaria para liberar a Haití de la oposición, el gobierno y la burguesía haitiana, al momento en que realizó una declaración a los medios de comunicación en la barriada de La Saline.

Sin embargo, algunos activistas de derechos humanos afirmaron que Cherizier no apunta en realidad al gobierno, sino a la oposición.

El líder pandillero es sospechoso de varias masacres de ciudadanos en los últimos años, entre otros delitos por los que fue sancionado a finales del año pasado por Estados Unidos, al momento en que se presenta como un líder comunitario que llena el vacío dejado por la debilidad de las instituciones.

Los grupos armados se han hecho cada vez más poderosos en Haití en los últimos años debido a la agitación política, la creciente pobreza y la sensación de impunidad, según organizaciones de derechos como el Centro de Análisis e Investigación de Derechos Humanos.

La violencia ha aumentado en la capital de Haití en los últimos meses hasta alcanzar lo que Naciones Unidas ha calificado de “niveles sin precedentes”, ya que los grupos rivales luchan entre sí  o con la policía por el control de las calles.