6 alimentos para subir las defensas

213

Por AQUILES GARCÍA.

 

Es hora de ser precavidos.  Las verduras, frutas y pescados favorecen la prevención de  la gripe, mientras que la miel, la cebolla o el ajo son grandes aliados para combatirla 

Una dieta sana y equilibrada es fundamental a la hora de fortalecer las defensas y evitar la aparición de distintas enfermedades fruto de un sistema inmunitario deficiente.
Si sientes debilidad, cansancio y tu organismo recibe infecciones fácilmente, es momento de fortalecer tu sistema inmunitario, sobre todo en estos días cuando el mundo esté amenazado por el coronavirus.
Una alimentación adecuada es fundamental, y esta debe incluir alimentos para elevar las defensas.
Adicional a eso, también debes tomar en cuenta otros factores, como llevar una vida sin mucho estrés y tener un hábito de sueño adecuado.

No obstante, en esta ocasión nos centraremos en algunos de los alimentos que puedes incluir en tu dieta para subir las defensas de su sistema inmunitario.
Ajo. El ajo es un alimento que no solo ayuda a sazonar las comidas. También puede contribuir a subir las defensas cuando forma parte regular de una dieta balanceada.
Cítricos. En este grupo están la naranja, la mandarina, el limón, la lima y la toronja, frutas que nos aportan vitamina C. Este nutriente nos ayuda a potenciar nuestro sistema inmune y a prevenir los catarros, así como a tener una recuperación más rápida y alivio ante los típicos síntomas del resfriado.
Alimentos ricos en vitaminas B y E. Las vitaminas del complejo B ayudan a mejorar el estado de ánimo. Además, favorecen un adecuado funcionamiento del sistema nervioso. Los alimentos que destacan son los cereales enteros o integrales, la levadura de cerveza, frutas, legumbres y el pescado.

La vitamina E es un antioxidante, que aumenta y mejora la respuesta natural de nuestro organismo frente a las infecciones. Entre los alimentos que podemos destacar están las hojas verdes, los cereales integrales, frutos secos, aceites (de oliva, girasol y de soja) y el germen de trigo.
Miel. Este delicioso alimento se ha utilizado siempre como remedio para aliviar la tos y la irritación de garganta, ya que contiene unas sustancias llamadas inhibidinas, que le otorgan una capacidad bactericida y antiséptica. Además, ayuda a equilibrar el sistema nervioso y activa el sistema inmune.
Yogur. El yogur y las leches fermentadas tienen valor probiótico, que significa “a favor de la vida”. Su función se centra en el intestino humano, ayudándonos a prevenir gripes o resfriados, gracias a que contienen una bacteria llamada lactobacillus reuteri, que bloquea la multiplicación de los virus que afectan el cuerpo.
Lentejas. Este grano tiene un alto contenido de minerales como zinc, potasio, magnesio, vitamina B e hidratos de carbono. Su papel es muy importante en nuestra alimentación, pues activa la producción de glóbulos blancos.